Soy un escritor INDEPENDIENTE de una poesía social-amoroso-simpaticona
con aires de prosa, cositas colgando y ciertos adornos.
De sentencias y olores del barrio y del amor,
de perros paseando, gambetas inmaculadas,
caminatas, tíos copeteados, piquitos, y niños corriendo.
Una especie de poesía Juvenil, sin palabras ni oraciones difíciles.
Con un poco de humor, orégano y cúrcuma.

Después edito, imprimo, encuaderno, distribuyo y vendo yo mismo
con amor y también con la colaboración de amigos hermanos,
viajeros y caminantes copados de la misma movida...locuras locas de la AUTOGESTIÓN.

12/5/14

ella y su pasto (libro ¡qué lindo que es soñar!)


El pasto es ideal para soñar mirando las copas de los árboles,
las nubes o simplemente lo que digan los ojos que hay que mirar.
Los ojos de ella decían de todo, y llevaban a volar a su cerebro
por los pensamientos más fantasiosos,
que son más o menos lo mismo que los sueños,
pero más gorditos y detallistas.
Como a ella le pasaba todo eso,
el pasto le convidó de sus brazos y el cielo de su pantalla.
Y formaron un trío increíble.
Y soñó como loca.
Soñó en alta definición.

 
 
 


8/3/14

otra maría


Sublevándose 
a lo que el dios machista escribe en su diario íntimo, 
donde apunta que la primer mujer se hizo con un pedazo de hombre, 
y a muchas otras injusticias aceptadas,
María, 
María de barrio Pompeya al fondo, 
con el tatuaje de la hembra que despierta, 
en su sangre y en sus manos,
se descamisa mostrando la belleza de su redondez, 
de su bello libre por el cuerpo
de su guerra y toda su naturaleza humana al mundo,
al mundo que dice que la mujer no puede andar en cuero
que tiene que andar lisa de bigote y axila 
a los machos que la oprimen, 
sublevándose
frente a la institución más asesina de la historia
grita María
cuando la lluvia empieza a mojar su cuerpo
cuando la pacha mama bendice su lucha
grita María rompiendo una cruz:

Vos comiste de este vientre
naciste de este tajo
y mamaste de esta teta curtida

yo no te debo ninguna costilla
y vos me debes la vida

Impecable María, llena eres de gracia, el amor es contigo. 
Bendita tu eres entre todas las mujeres 
y bendito es el fruto de tu lucha de luz.

Grosa María, un mate por vos, 
juega con nosotros admiradores, 
ahora es tu hora y te abrazo fuerte,  
¡Qué bien!
 

 
 
 

17/1/14

cuando se voló el techo


Mi casa era una casa común con paredes, piso y techo. En un costado una cocina, y más o menos por atrás un baño. 
Mi familia era una familia común con hermanos, padres y perros. En un costado una mamá en una cocina y más o menos por atrás un papá en una tele.
Mi hermana con un teléfono, mi hermano con un teclado, mamá con la cuchara y papá con el control remoto.
Cada uno con sus cosas, cada cosa con su dueño, cada dueño con cada cosa, cada cosa en su horario. 
Nada se mezclaba con nada, ni nadie con nadie, ni mamá con el galpón, ni papá con el delantal, porque había cosas que hacer o porque hacer siempre se hizo igual.
Pero un día se nos voló el techo, y se cortó la luz. Entonces vimos que arriba había unas estrellas hermosas. Y nos acostamos y las miramos y nos juntamos bien porque hacía frío.
Y descubrimos como era cada uno. Y jugamos al dominó y al tuti fruti. Y cuando vino la luz ni la prendimos. Y cuando vino el techo no lo quisimos. (lo trajo un vecino)
Y me parece que mi hermana escondió la tele en un cajón y mamá convirtió la computadora en una olla. Por eso con mi hermano hicimos un guiso, y papá lavó los platos.
Y entonces se empezó a mezclar todo, y así todo desordenado nos dimos cuenta que todos éramos más lindos. 
Y a veces no encontrábamos las medias, ni los vasos, pero encontrábamos las caras con más dientes y las espaldas con más abrazos.
Yo vi que mi papá tenía la parte de adelante de la cara, porque con la tele no se le veía.
Y había un montón de canciones en el lavadero que nunca habíamos cantado.
Agarramos primero las más aburridas y después las más bellas y las trajimos más cerca de la cama para cantar mirando las estrellas.


 

77922245-28

La verdad 
no entiendo a espineta y a los redondos
No entiendo las aceitunas ni el roquefort
Nunca entiendo las poesías

Yo lo que entiendo es el sabor
la perspicacia
de mojar el pan en el tuco
o en el jugo de la ensalada 
y en el medio de esos placeres
mirar para arriba
y agradecerle a mi dios
(que es una mujer gorda y canosa comiéndose un sanguche de salame en una banqueta)
el buen gusto en la creación


 

25/4/13

la picadura


en un momento de la noche y de la vida
ella se dió cuenta que una persona luminosa le picó la pierna
aplicándole su luz rosada y alumbrando los pasillos de sus venas.



en un momento de la noche y de la vida 
ella se dió cuenta de que su presencia
le tiraba las comisuras para arriba
y le abría bien los ventrículos.





24/3/13

I LOVE fideos con manteca

I LOVE fideos con manteca
I LOVE con toda mi alma
I LOVE porque cuando te veo con tu tanguita de queso 
se me para el estomago 
y me mojo de saliva fertil

I LOVE fideos con manteca
I LOVE un montonazo

I LOVE con toda la furia
I love con todo el tubo digestivo

gracias por ser como sos
no cambies nunca


 

20/3/13

resistir bailando

Caminé despacio hacia la parada del 136. En el camino compré un alfajor de chocolate y mientras esquivaba gente apurada, llegué a la fila.
Detrás del cartelito, por la ribera del cordón, había una señora flaca, un señor de traje y un elefante. Me acomodé detrás de la señora y me puse a mirar los pájaros que descansaban en los cables de la vereda de enfrente.
Dos minutos después vino el colectivo y subimos todos.
Era una mañana fresca, después de una noche lluviosa. La ruta tenía el ruido del viento y las nubes.
En un momento del viaje, nos dimos cuenta que nadie bajaba y que el chofer tenía la sonrisa más grande de la ciudad.  
Nos sentimos felices, livianos y rosados por eso  compartimos el agua de un bidón azul.
Como no sabíamos a donde íbamos el viaje era hermoso. Sentíamos olor a helado, a fútbol, a ropa lavada, a bosque.
Finalmente el colectivo se detuvo. Desde el asiento de atrás, el elefante reía y lloraba. El señor de traje tuvo que ofrecerle un pañuelo.
Se sonó todos los mocos del Oeste y se quedó con el pañuelo para lavarlo. Después nos asomamos a la ventanilla.
El nuevo horizonte era verde, con pasto en todos los bordes. Del costado donde se sentaba la señora, brotaba un árbol chiquito y al frente, lo más maravilloso; En un baile de alegría , toda la manada de trompas sueltas, aplastando el piso y la tristeza, saludaban al nuevo sol, diciendo las canciones más felices con sus gritos trompudos. Tuvimos que refregar el parabrisas para creerlo.
El elefante del colectivo, se paró, nos miró emocionado y nos dijo:
-Estoy soñando con ustedes y estoy feliz, si me despierto, voy a estar preso…
Nos guiñó el ojo, bajó por la puerta de adelante y se sumó a la fiesta.
Sus trompas gritaban de alegría y sus puños en alto, nos hicieron emocionar.
Así aguantaron, bailando en libertad, hasta que llegó la noche.
Como veían que resistían, fueron a llamar a otro elefante. 
IMAGEN : Macarena Asensio

19/2/13

mariposas y empanadas

Se conocieron en una esquina, bajo un techito fino que le hacía frente a la lluvia. El agua en la cara y en el pelo ablandó los poros por donde entran las mariposas, que una vez adentro, los llevaron volando por la noche y los truenos.
La tarde que le siguió fue una tarde tibia, con un cielo rojizo ideal para picar cebolla y ají y preparar empanadas. Le hicieron caso a sus sensaciones y se enredaron en la cocina. Cuando el horno chifló entre sus cuerpos, ella le sonrió y le dijo:

-Te espero arriba del árbol para comernos los bordes y para decirnos palabras que empiecen con F

La idea le pareció la más hermosa que había escuchado. 
Con toda la piel de gallina, sacó las empanadas del horno, las puso en una fuente y salió a buscarla.

 

16/2/13

pelopinchear la vida

yo pelopincheo

tu pelopincheas

ella pelopinchea

nosotros pelopincheamos

vosotras pelopinchais

ellas pelopinchean

porque no es lo mismo que vivir,

pelopinchear la vida.

 

Y sobretodo

nosotros dos

que somos ricos

en bocas abiertas hasta la parte de atrás de la cabeza

y la risa nos descose la boca

y cuando se juntan las comisuras allá atrás

se nos cae la parte de arriba del cráneo

y tenemos que salir porque nos entra mucha agua.


De todos modos seguimos riendo

porque tenemos papafritas y un sillón.

 

Y hablando de combinaciones perfectas

que le hacen lindo a la vida

 completo con estas:

 

La comida y vos

Chocolate, fresquito y vos

El pasto, zapatillas de lona y vos

La cerveza y vos

Caminar, veredas  y vos

La música, tu vestidito de algodón y vos

El café, el cosito con la azúcar y vos

El cielo y vos

El río y vos

La cuchara el helado y vos

La tardecita y vos

Yo, la lengua y vos

en el jugo de una pelopincho azul.


 

 
 
 

20/12/12

agujeros y silencios

Yo tengo un queso con agujeros

para que comamos en lo profundo de este lunes.

Cuando no sepamos que hacer con el hueco de nuestras palabras

porque sabemos  que en el silencio somos mejores compañeros

como el silencio del queso

que como vos

es riquísimo en la parte agujereada

 

Yo tengo un queso con agujeros

y quiero comerlo con vos


 

28/11/12

18/11/12

....

Me gusta tu espíritu para conocernos en Maderera Quique
mientras esperamos ser atendidos.
Para mezclarte con chorizo a la pomarola.
Para ir a comprar una birra a los chinos
y tomarla en una parecita aledaña.

Me gusta tu espíritu y las cosas que lo recubren.
Me gusta tu relleno y tu cobertura.
Me gustás para un amor popular y espontáneo
sin anillos, relojes
ni colitas de pelo.

 

6/10/12

de mi cuerpo

De mi cuerpo
de adentro de mi cuerpo
si me abro
salen los placeres
sale la vida
si me abro
como las flores del limonero
como la tierra que busca el agua
como la mujer que soy
sale la vida

la vida crece en mi cuerpo
y en la tierra

y a la tierra van mis hijos
que juegan entre limoneros 
y naranjos
que se abren al mundo
como sus ramas
como sus flores 
como sus frutos

que se abren a la vida
porque mis hijos son hijos de la tierra
de la vida
de la tierra a la que vamos
de la tierra que vinimos

de este útero
que responde a mis susurros
o a los antojos de la luna

soy mujer
en mi cuerpo decido yo
y nadie me dice cómo hacer

porque bailando con mis lunas 
sé parir
y mis hijos saben nacer


 

18/5/12

anticipo de bailable (libro realizado con ale raymond)


LAS PRIMERAS VECES

Sí, claro que el mundo está lleno de primeras veces,
están por todos lados. Como las aventuras.
Porque cómo me dijiste en la otra poesía:
“Hay que estar despierto para que las aventuras sucedan”
O como dice Dolina “hay que salir a buscar camorra
Si nos quedamos en el sillón es siempre lo mismo...
¿Cómo se llaman los de la casa de al lado?
¿y si vamos al almacén en pantufla a cuadros por primera vez?
¿O encaramos minitas en la cola del Rapipago?

Hay que irse a vivir a un pueblo con pocos faroles,
como hicieron los bichitos de luz.
Sino no tiene gracia.
Hay que exiliarse como ellos, del ruido, los autos y las luces.
Y hacer una casa con nuestras manos,
eligiendo cada piedra.
Esa si es una aventura.

Pero nos estamos quedando.
Siempre lo mismo;
Las personas vienen del shoping
y los bebés de las cesáreas.
Y lo de la bici, siempre es el gomín.
Seamos originales.

Porque las primeras veces están por todos lados
mirando picaronas para que las encontremos.
Las primeras veces son así.
Las segundas,
no tanto.



QUE NO SE PARE DE BAILAR

Cantan las chicharras, cantan los pájaros,
cantan los grillos, y uno que se baña.
Cantan las gatas cuando aman
Y los botelleros, cantan y cantan.

Bailan las arañas, bailan los elefantes
Bailan las abejas, las perdices
Y los cocodrilos, que hacen al agua bailar también.
Que canten los niños, que alcen la voz
que pongan al mundo a bailar
y que dejen ya de joder con la pelota.
Que se viene la tormenta.
Pero…¡que no se pare de bailar!
Que no se pare…
Porque ¿Quién dijo que todo está perdido?...
Yo vengo a ofrecer mi tohallón.
Y a seguir bailando…
que la vida es un carnaval.




3/5/12

la siesta


Hola buenas tardes, llamamos para informarle que su sueño se encuentra demorado por piquetes en puente Pueyredón.
Le recomendamos soñar otra cosa más tranqui, más boluda, o bien manténgase despierto unos minutos e intente nuevamente.
Para volver a escuchar el mensaje, póngase de costado o gire la almohada 
o bien aguarde y será atendido por una operadora.
Por motivos de seguridad esta llamada será grabada, de todas formas…
¿No le parece mejor salir a sentir el sol?


 

16/2/12

distancias

De mi casa a tu casa
hay tres perros.

Uno que ladra finito y me da risa
Uno que ladra grave y me da miedo
Uno que no ladra y me pone triste.

Por suerte en tu casa estás vos
y se me pasa.

9/2/12

sabor

Voy a cerrar los ojos
y cuando los abra
vas a estar vos.


Con dos chupetines rojos y los dientes desnudos.


El color rojo es rico en todas las golosinas
y en todas las partes del cuerpo tuyo
con ese tono.

24/1/12

mejor vayamos en bici

Mejor vayamos en bici
mejor vayamos bien sueltos
para poder saludar al barrio
pedaleando los colores del día ahora
del lugar aquí

mejor saquemos los audífonos
y dejemos caer una canción por el camino

mejor movamos el cuerpo
y no dejemos que nos muevan
salvo los que nos mueven con amor

mejor que nos limpie el viento y que nos seque el sol

mejor pensemos en el otro
mejor vayamos en bici

18/1/12

sentado en camión

En un camión largo y rojo

por un camino largo y gris
va el señor del camión
sentado en el camión
con un paquete de galletitas.


Paga caro los peajes
por andar en un vehículo con muchos ejes
y tiene una tos ronca
y una barba crecida.


Como maneja un camión
para a comer en bares ruteros
donde atienden mujeres redondeadas
llamadas Elsa, Mari, Rosa o Ester.


Por parar en estos bares
tiene inhabilitado el primer botón del pantalón


Pero por manejar un camión
cobra bien a fin de mes
y ve poco a sus hijos.
Por manejar un camión
su esposa
reclama
rezonga
e implora
por una tarde en familia.


Pero él se refugia en ese habitáculo.
Repleto de colgantes,
imanes
y dibujos
y sus ojos se clavan en el horizonte de una ruta.

4/1/12

una mujer

Había dos veces una mujer;

una vez de día
y una vez de noche.
Todo el día y toda la noche.
Entonces había siempre una mujer
para que no me olvide del instinto.

Había una mujer con una sonrisa
que me perseguía por todos los pensamientos
y los rincones.
Y con el viento en la bicicleta se ponía más insistente.
Con el sol y con la luna.

Había dos veces una mujer;
Una vez cuando la veía;
hermosa,
de adelante, de atrás
y de los costados
emanando sonidos hermosos
perfectamente ecualizados.
Y otra vez cuando sin verla, la sentía
por adelante, atrás
y en los costados.


Había unas cuantas veces,
una mujer
que me inundaba.
Y salían las flores y las ciruelas.


Había una vez una mujer
en el medio de mi frente y de mi lengua
que desparramaba rojos.

Pero un día,
colorín colorado,
se destiñó.

Se me salió por algún agujero.

dos o tres

ojalá
no sepa tu nombre
pero sepa tus mañanas.
Dos o tres.
y que en esas mañanas haya un perro peludo recostado en el suelo 
café con leche
y unos besos que me alcancen hasta hoy.

17/12/11

vamos a improvisar

Vamos a mojarnos con el agua que salpican los autos rojos
Vamos a correr a los trenes con las botas de lluvia
Vamos a errarle a los pájaros con la gomera que hizo el abuelo
Vamos a podar la enredadera charlando con el vecino a través de la pared
Vamos a inflar un globo violeta con los suspiros que me causaste en el 2004
Vamos a sacar a pasear los poemas más feos por los barrios más lindos
Vamos a tirar las paredes de todas las casas y hacer un monoambiente
Vamos a quemar las billeteras con palo santo
Vamos a llenar de besos a los que atienden en los bancos y en la municipalidad
Vamos a cantar algún tema de María Elena Walsh, salticando de la mano por Palermo
Vamos a hacer una nueva canción con las cajas que quedaron en el galpón
Y  vamos a hacer una poesía re linda con las colillas fumadas
Como tenemos tiempo, vamos a jugar un rato con unas piedritas
Y vamos a llamar al médico para que nos haga sana sana colita de rana en el raspón del brazo.
Vamos a comer gelatina de frutilla
Vamos a inventar un día con lunares

24/11/11

todavía

Hay un gran número de personas
que emigra hacia el cemento.
Por suerte
todavía hay muchas casas
donde se abre la puerta hacia el exterior
y hay tierra hasta la casa de enfrente.








 

situación de amarte

Vamos a tomar un ejemplo:
Tu pera.
O mejor dicho tu mentón, para no confundir con el fruto.
Yo amo tu mentón y lo reconozco por sobre todos los mentones
de todas las personas que tienen mentón.
Lo mismo pasa con tu ombligo y tu labio de arriba.
Cualquier pedacito de vos es imprescindible, bello y significativo.
Cuando veo a tu mamá es imposible no apreciarla, porque te amo y ella te dio vida.
Hay un enamoramiento biológico inevitable.
El mismo patrón se repite con tu perro
y con el termo naranja
de tu casa.

crítica literaria por "el guacho fierro" (matías berrondo)

21 noviembre 2011
Javier Mascaro: contador de poemas




El Guacho Martín Fierro, totalmente fuera de lugar, se anima, sin ninguna autoridad, a esgrimir impunemente esta suerte de crítica literaria sobre la obra del poeta Javier Mascaro.
--------------------------------------------------------------------------
Entre Galeano y Dolina, Fontanarrosa y Leo Masliah, hay que situar al poeta Javier Mascaro, cuya escritura propone a la poesía otro lugar en el ámbito social, cultural y literario.
Desde el humor y con sencillez, pero con pluma clara y resuelta, Mascaro nos lleva de paseo por barrios donde la costumbre y lo familiar son la norma. En esas líneas, entre novios, abuelas, colectiveros y bicicletas, reside la poesía de Mascaro.
Esta poesía, que no se acomoda en ningún canon establecido y fluye despojada de intelectualismos, nos habla, ante todo, de la libertad; la libertad como un lugar perdurable que podemos construir en nosotros individualmente, pero siempre compartida y en compañía de los demás. Nuestra única responsabilidad, pareciera querer decir, es compartir libertad.
Leer un poema de Javier Mascaro es adentrarse en un mundo de historias; en cada uno de ellos hay algo de relato, de cuento. La escritura, suelta y ágil, está siempre dirigida a un punto, aunque en su recorrido pareciera librada al azar. Cuando leemos a Javier sabemos que vamos hacia un lugar. Lo meritorio, diría yo, es que en ese viaje nos lleva casi como flotando, a la deriva, entre risas desencajadas y colores de todo tipo; pero siempre sabemos que al final encontraremos nuestro sitio en el poema.
Javier Mascaro no parece escribir poesía. Parece contarla.
Es el autor de títulos como "Chumbando", "Historias sencillas de momentos comunes", "La ciudad y sus vicios", "Pedazos", entre otros.


por Matias Berrondo  http://martinfierrodeoro.blogspot.com/


Gabriel ortiz dijo...


Muy buena crítica Matias, te felicito. Leí todos los libros de Javier y siento lo mismo que vos. "Cuando leemos sus poemas sabemos que vamos hacia un lugar, y que en ese viaje nos lleva como flotando, a la deriva, entre risas desencajadas y colores de todo tipo". Gran definición Matias.




Anjanuca dijo...


¡Gracias Guacho! (Mirá que es difícil escribir "Guacho") Me da que uno de los problemas que voy a tener en tu casa es que me vas a descubrir muchos autores que acá en España no están editados y me voy a enfadar más de una vez :)
Pasé por el blog de Javier Mascaro es rebueno. Gracias de nuevo.
Besucos




Matias B. dijo...


Gracias, Gabriel. En verdad no es difícil definir lo que se siente al leer a alguien que escribe como lo hace Javier. Es muy preciso en sus palabras y muy precisas las emociones que despierta. Por eso mismo creo que es un excelente poeta.
Anjanuca! No te preocupes! Para eso tenemos los blogs y las ganas de compartir, tal como vos lo hacés desde el tuyo. Te dejo un abrazo!





16/11/11

me gusta

Me gusta una poesía que nadie quiere escribir porque tiene la palabra ajenjo.
Me gusta una mujer que me crucé hace dos lunes en una esquina,
 que iba con la bolsita del pan y  la boca llena, producto de haberse tentado con una flautita.
Me gusta una ventana sin cortina, en una casa de ituzaingó y una nena jugando a través.
Me gusta un perro que ya me conoce y me sigue ladrando cuando paso, aunque ya me tutea.
Me gusta un nene corriendo en un campo sin autos.
Me gusta antes de tocar el botón, mirar el inodoro y desconfiar de que todo eso me haya salido de adentro.
Me gusta un hermoso día de lluvia y cielo color negro.
Me gusta un hermoso color negro en la piel de una persona.
Me gusta un tero caminando por Merlo Norte.
Me gustan los crayones jovi. Especialmente el verde oscuro.
Me gustan las abuelas de plaza de mayo.
Me gustan las plazas.
Me gusta mayo.
Me gustan las abuelas.
Las abuelas que tejen un pulóver para un nene que corre por el campo.
No las abuelas con silicona.
Me gusta comer ñoquis un 23 al mediodía.
Y caminar hasta el almacén a comprar queso y cruzarme a una mujer que me mira y me sonríe
mientras se come un pedazo de pan.


  

11/11/11

invitación


En la mitad izquierda de una semana celeste
con la caca de un perro que nunca conocí en la alpargata blanca
te invité a volar en un avión de papel hasta Cañuelas, 
todo x ruta 3.

Un avión de papel que hice con una hoja de matemáticas cuadriculada.
Que me quedó medio mocho
Y tuvimos que arreglarlo en la mitad del viaje
y supiste que los papás y los aviones de papel no somos perfectos.

Lo  arreglamos levantándole las alitas para arriba,
para que vuele mejor.

Después paramos  en un campo de maíz para hacer pochoclos.
Y jugamos toda la tarde a saltar
y a tirarnos en el suelo para hacernos las cosquillas.

10/11/11

disparos y escudos



En la esquina te disparan con bocinas
Te disparan con carteles enormes
Con cámaras de seguridad
Con caños de escape que largan ruido y humo
Con vecinos que se meten rápido atrás de la rejas.
Pero están trabajando por mi salud, por mi seguridad,
Por un Merlo mejor.
Y yo no quiero que trabajen por mí, ni para mí.
Yo quiero hacer dos cuadras de más para pasar por la casa de unos viejitos
que sacan las banquetas a la puerta
y te saludan cuando pasas.
Pero sólo si vas caminando o en bici.
Algún día me voy a quedar a conversar.

  


 

24/10/11

chumbando


me olvide de avisar que salió chumbando.
Salió el 01 de Septiembre
  el mismo día que salí yo

con dibujos de Nicolás Masllorens
y diseño de lluvia de ideas dgp



26/9/11

del vagón

Estoy en el tren Sarmiento imaginando.
Imagino que nos ponemos todos a bailar al ritmo de la cumbia
que emana de un grabadorcito de un señor que vende cd.
Y así todos volvemos contentos.
Los que están parados cerca de la puerta y los que las traban
son los que mejor bailan.
Todos con todos, cambiando de pareja de aquí  ´pa llá
Sabor,
Azuca
Candela
agachaíta
Menéalo mami
Todo eso en el vagón.
Hasta la estación de Haedo
donde una monja me despierta
cuando apaga un cigarrillo y sube con otra.
Esta última tiene el pañuelo de la cabeza agujereado.
Son como unas monjas hippies, porque después una compra una linterna.
Estoy seguro que esas monjas se masturban pensando en Dios
Y yo me bajo pensando en eso y sigo caminando
Y miro la luna y me sonríe.
En realidad es toda una sonrisa
que me dice que todo está bien
Y en ese tiempo
Mientras esquivo a una bicicleta
la vida es más linda.

19/9/11

salir/entrar

Amaru nació un lunes
cuando en este costado del mundo la mayoría dormía.
Cuando a un costado de la madre estaba este que escribe, muy nervioso.
Porque nos decían que no se podía, que había que tajear.
Porque hacía dos años habían tajeado por el otro crio y era muy pronto.
Porque ahora se llega al mundo cuando quieren los médicos,
cuando pueden los médicos.
Porque ahora somos pacientes, que significa resignados, pasivos…

Pero no pudieron.
Porque nosotros seguimos cantando
para que Amaru entre por la entrada principal
Y que no le boqueteen el rancho
Porque seguimos cantando toda la noche
con ese útero inquieto, bailable, impaciente
Con Amaru que quería salir solito
con su madre que quería sacarlo
que quería conocerlo.
Con los médicos como hienas pero con tijeras y bisturíes
y los gambeteamos como el Diego en su mejor gambeta,
la más recordada.
Como se evita el tránsito en bicicleta.
Y entre bici y gambeta llegamos al pastito corto
donde sol, agua, tierra y suelo
se unen en besos y abrazos
Entonces sí bailamos
porque Amaru nació ese lunes